domingo, 5 de marzo de 2017

La IV jornada de Economía solidaria se plantea la respuesta a las multinacionales.

Este sábado, 4 de marzo, ha tenido lugar la IV Jornada de Economía Solidaria organizada por el partido SAIn. Empleo y economía solidaria, términos que parecen no ir de la mano, viendo la realidad de nuestro

mundo. 
En esta ocasión, el Partido SAIn ha querido dialogar con trabajadores de tres empresas que han cerrado este año: Lauki, Dulciora y Lex Nova. Empresas que además de haber cerrado, comparten más puntos en común, han sido compradas por multinacionales y las tres en el momento del cierre eran empresas solventes. Las reformas laborales que se han ido llevando a cabo en nuestro país han dejado a los trabajadores solos frente a las multinacionales.


El cierre de estas empresas responde a planes estratégicos de las multinacionales, no se decide de un día para otro. Los trabajadores, que en realidad son el valor de las empresas, se quedan solos ante ellas, los políticos, ayuntamientos,  y demás organismos les dicen apoyar, pero todos los gobiernos han empeorado las reformas laborales. Hace falta voluntad política para parar los pies a las multinacionales.  En muchas ocasiones nos alegramos de que una multinacional se asiente en nuestra localidad, pero nos olvidamos que el trabajo que ofrecen es pan para hoy y hambre para mañana.

También hubo tiempo para hablar de empresas recuperadas en el mundo, haciendo un recorrido por distintas experiencias en el mundo, Argentina, Grecia…

Caminamos a un mundo low cost, de cultura, de ropa y también de trabajadores. Comenzamos la jornada hablando de realidades locales y acabamos hablando de que la mayor parte de los trabajadores del mundo son pobres. Lo que pasa en nuestra ciudad tiene relación directa con lo que pasa en el resto del mundo. En este mundo global hasta las nóminas han dejado de hacerse en el despacho de la oficina donde trabajamos para pasar hacerse en Brasil.

Hace falta que caminemos hacia un cambio del mundo institucional, hacia la solidaridad entre todos los trabajadores y que crezcamos en autogestión. Como decía Julián Gómez del Castillo el mundo será autogestionario o no será. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada